CRIOLIPÓLISIS

CRIOLIPÓLISIS EN BILBAO

Criolipólisis

La criopólisis es un tratamiento no invasivo que tiene como objetivo eliminar acúmulos localizados de grasa mediante la aplicación de frío local en la zona a tratar.

Beneficios de la Criopolisis

Sin cirugías

El tratamiento no invasivo, rápido y eficaz, resultados desde la primera sola sesión.

Sin post operatorio

Al no ser un procedimiento quirúrgico, desde la primera sesión retomas tu vida con toda normalidad.

Sin cicatrices

As un tratamiento que no produce ningún dolor, sólo se siente un poco de frío en la zona.

Varias zonas

Puedes usar el tratamiento en varias zonas lugares del cuerpo cuantos veces desees.

Sin pinchazos

Al ser una lipoescultura, solo trabaja en la grasa localizada de la zona en tratamiento.

¿En qué casos está indicado?

Este procedimiento, al igual que los tratamientos invasivos destinados a reducir el volumen grasa, no constituye un método de adelgazamiento; si no, una herramienta eficaz para eliminar zonas de grasa localizada.

Resulta, por tanto, necesario un estudio previo e individualizado para seleccionar a los pacientes que puedan beneficiarse del tratamiento.

 

¿Cómo funciona?

Con la ayuda de la tecnología Cooltech se aplica frío (hasta -8 grados) en la zona que se desea reducir el volumen de grasa, lo que permite destruir y licuar las células de grasa, que posteriormente son reabsorbidos y eliminados por el propio organismo.

La sesión no es dolorosa, y, de hecho, no requiere aplicación de ningún fármaco anestésico. y tiene una duración de algo más de 1 hora.

Tras la aplicación de una membrana anticongelante, para proteger la piel, se colocan los dispositivos de la máquina que permiten realizar succión al mismo tiempo que transmite el  frío necesario para acabar con los adipocitos.

¿Cómo es una sesión de criolipólisis?

La sesión no es dolorosa, y, de hecho, no requiere aplicación de ningún fármaco anestésico. y tiene una duración de algo más de 1 hora.

Tras la aplicación de una membrana anticongelante, para proteger la piel, se colocan los dispositivos de la máquina que permiten realizar succión al mismo tiempo que transmite el  frío necesario para acabar con los adipocitos.

La sesión no es dolorosa, y, de hecho, no requiere aplicación de ningún fármaco anestésico. y tiene una duración de algo más de 1 hora.

Tras la aplicación de una membrana anticongelante, para proteger la piel, se colocan los dispositivos de la máquina que permiten realizar succión al mismo tiempo que transmite el  frío necesario para acabar con los adipocitos.