Rinoplastia en Bilbao

La rinoplastia es la intervención quirúrgica con la que se corrige estéticamente la nariz buscando una armonía de ésta con el resto de las facciones de la cara.

Puede ir destinada a cambiar la forma nasal, tratar las secuelas de un traumatismo o a mejorar problemas respiratorios.

LA INTERVENCIÓN

La intervención se realiza en quirófano bajo anestesia general.

Existen dos tipos de procedimientos, la Rinoplastia Abierta y la Rinoplastia Cerrada.

Según el tipo de paciente, decidiremos una u otra técnica para la mejor resolución de la alteración nasal.

POSTOPERATORIO

El postoperatorio de la rinoplastia no es nada doloroso, las molestias son fácilmente controlables con los analgésicos habituales.

Tras la intervención se coloca una pequeña escayola sobre la nariz para protegerla y ayudar a darle forma. Ésta se retira  a la semana.

En algunos casos se coloca un taponamiento en las fosas nasales para evitar el sangrado que se quita a pasadas 24-48h de la intervención.

El paciente es dado de alta al día siguiente y puede volver a su actividad diaria en aproximadamente 8 días

 

Rinoplastia ultrasónica

La rinoplastia ultrasónica es una revolucionaria técnica que mediante un dispositivo ultrasónico permite remodelar la nariz con un menor traumatismo, sin inflamación y hematomas.
Esta técnica es una de las técnicas más avanzadas en lo que se refiere a cirugía estética.
Gracias a los últimos avances e investigaciones, esta técnica es mucho menos dolorosa y ha aumentado su precisión. La rinoplastia tradicional tiene mucho que envidiar a la que está basada en ultrasonidos, ya que es menos agresiva.

Beneficios de la rinoplastia ultrasónica

  • Se consigue remodelar de forma más precisa el hueso nasal.
  • Se producen muchos menos hematomas, edema e inflamación. Los pacientes se incorporan a la vida habitual en mucho menos tiempo.
  • Resultados más estables y naturales.
  • Tiempo de recuperación mucho más rápido y menos doloroso.

Este método permite remodelar los huesos nasales sin romperlos y de forma menos traumática, ya que no daña el tejido blando ni los vasos sanguíneos que recubren el hueso, reduciendo la hinchazón y los hematomas que ocasionaba el método tradicional.

El instrumental ultrasónico, permite realizar una remodelación más controlada y precisa de los huesos de la nariz, con lo que se consigue un mayor control en los resultados de la cirugía.
La rinoplastia ultrasónica es la técnica más avanzada en cirugía de rinoplastia.
Esta técnica ya ha recibido la aprobación de la FDA en los Estados Unidos.

Abrir chat
Powered by