Otoplastia Bilbao

La otoplastia es la cirugía que se realiza para reposicionar las orejas prominentes o “en soplillo” a una posición normal, más pegadas a la cabeza, o para reducir el tamaño de las orejas excesivamente grandes.

Las orejas alcanzan su tamaño casi definitivo a los 4 años, es por ello que la otoplastia se puede realizar a partir de esta edad.

La intervención

Si el niño es pequeño recomendamos realizar la intervención con anestesia general, así permanecerá dormido durante toda la intervención. Sin embargo, para niños  mayores y para los adultos, recomendamos la anestesia local con sedación que permite que el paciente esté despierto pero relajado.

La incisión es muy discreta ya que se realiza en la parte posterior del pabellón auricular, haciéndola poco visible. Posteriormente se actúa sobre el cartílago modificando la forma del mismo según la técnica empleada en función de cada caso.

La otoplastia es un procedimiento  sencillo y no requiere ingreso

Postoperatorio

Al final de la intervención se coloca un vendaje que será sustituido por una cinta a las 24- 48 horas para uso día y noche durante 2-3 semanas y luego uso nocturno

Tras una otoplastia podrá reincorporarse a la vida diaria en 2-3 días, evitando durante el primer mes las actividades en las que las orejas puedan sufrir algún golpe