Liposucción Vaser

Liposucción Vaser

LIPOESCULTURA EN BILBAO

Liposucción lipoescultura

La innovadora tecnología Lipo Vaser® es una de las técnicas más revolucionarias para la eliminación de la grasa localizada y moldeado del cuerpo. Es la evolución de la liposucción convencional y se realiza mediante ultrasonidos.

La tecnología Vaser actúa selectivamente sobre el tejido graso y consigue hacer líquida la grasa facilitando su extracción y eliminación del cuerpo.

Esta moderna tecnología de ultrasonido está especialmente diseñada para remodelar el cuerpo, propiciando un estiramiento y retracción de la piel, para conseguir una perfecta adaptación de la piel al nuevo volumen corporal. La Lipo HD o Lipo Vaser es posible lograr curvas mejor definidas incluso en zonas difíciles de corregir como la cintura, las caderas, el abdomen o la espalda.

Destaca por permitir moldear una gran cantidad de zonas del cuerpo como el abdomen, los brazos, la espalda superior y baja, las caderas, los glúteos, la cintura y rodillas…

La técnica Lipo Vaser® permite eliminar selectivamente aquellos depósitos de grasa del cuerpo más complicados y moldearlo logrando una mejor definición y tonificación.

La grasa extraída puede ser reutilizada en el mismo acto quirúrgico con el fin de remodelar el contorno de otras zonas como brazos, glúteos, pantorrillas y caderas, para así conseguir una mejor definición y proporción.

Son candidatos ideales a la Liposucción Vaser, son personas que poseen un peso relativamente normal, pero con necesidad de eliminar de su cuerpo acumulaciones de grasa en áreas localizadas.

DIFERENCIAS ENTRE VÁSER Y LIPOSUCCIÓN TRADICIONAL

Con respecto a eliminación de la grasa, la tecnología váser es mucho más avanzada que la liposucción tradicional, consiguiendo además una mayor definición corporal.

La liposucción clásica tiene un número reducido de zonas a tratar. En cambio, el váser permite tratar zonas del cuerpo impensables con la liposucción tradicional.

El postoperatorio de la Lipováser es menos doloroso y más rápido, ya que deja menos inflamación. En cambio, la liposucción tradicional es mucho más lenta y más molesta.

Una de las principales ventajas añadidas al vaser es que la lipotransferencia es directa y la grasa ya está tratada en el propio procedimiento gracias a los ultrasonidos, consiguiendo una mayor tasa de prendimiento de grasa.

El postoperatorio

El paciente suele ser dado de alta en el mismo día de la intervención.

Durante los primeros días del postoperatorio experimentará unas molestias que la mayoría de los pacientes las describen como la sensación que se tiene después de darse un golpe fuerte, o como agujetas intensas. Estas molestias son tolerables con los analgésicos habituales.

Pasados unos 3 o 7 días el paciente ya podrá reincorporarse a su vida laboral, siendo recomendable iniciar lo antes posible cierta actividad física para que la recuperación sea más rápida y la inflamación sea  menor.

Para ayudar a moldear la nueva figura, es necesario el uso de una prenda de presoterapia (faja) durante las siguientes 3 o 4 semanas.

Los resultados, comenzarán a observarse de forma paulatina pasados 1 o 2 meses, y no se apreciarán por completo hasta los seis meses.

Tras una liposucción los resultados son permanentes si posteriormente se cuida la alimentación y se practica ejercicio.