Tatuaje de areola y cicatrices en Bilbao

Tatuaje de areola y cicatrices en Bilbao

MEJORA DE LA AREOLA

Debido a el aumento o reducción de pecho y a la cirugía en ginecomastia masculina, en algunos caso podemos encontrar imperfecciones como pequeñas cicatrices en el contorno de la areola. Esto crea asimetrías, desdibuja su forma o muestra un resultado nada natural tras una cirugía. Cuando ocurren estos casos y gracias a nuestros tratamientos, podemos simular y camuflar perfectamente estas finas cicatrices, con lo que mejoramos de forma sustancial el contorno desdibujado de la areola.

Este tratamiento, también es aplicable en casos donde encontramos areolas de pequeño diámetro, como en la transexualidad, en el síndrome de Poland o areolas feminas pequeñas… donde es posible ampliar el tamaño para feminizar el aspecto en dicha zona.

Además, gracias a este tratamiento podemos pigmentar para camuflar areolas muy claras, ya sean por el paso de los años o desde el naciemiento. En estos casos no es necesario aumentar su diámetro, simplemente damos intensidad a su color con el que mejoramos su aspecto de forma considerable.

Intervención y Postoperatorio

Durante la práctica de este tratamiento, con el fin de que sea confortable e indoloro, aplicamos una crema anestésica con la que reducimos la sensibilidad en la piel. Una vez finalizada la intervención, se puede volver a la rutina inmediatamente sin necesidad de un postoperatorio.

Duración de la coloración en la areola

La coloración o pigmentación no ofrece resultados eternos, debido a factores orgánicos y externos. Ya que, la pigmentación irá perdiendo intensidad, será necesario volver a someterse a la intervención para repasar el color y mantener más mejores condiciones del resultado. No existe un tiempo de duración determinado al ser diferente en cada persona, pero estimamos que suele ser habitual un repaso cada 2 o 4 años.

ANTES Y DESPUÉS DE LA MEJORA DE LA AREOLA